1. Bundesliga, Die Mannschaft

El RB Leipzig marcha a paso firme

Por Sergio Villamarín Publicado el 10/11/2016   A base de talonario, en siete años el RB Leipzig ha conseguido cuatro ascensos hasta aterrizar por fin en la élite del fútbol […]

Por Sergio Villamarín

Publicado el 10/11/2016

 

A base de talonario, en siete años el RB Leipzig ha conseguido cuatro ascensos hasta aterrizar por fin en la élite del fútbol alemán, amenazando a los clásicos equipos de la Bundesliga. Este equipo, propiedad de la marca de bebidas energéticas Red Bull, comienza su verdadero proyecto (estreno en la Bundesliga), convirtiendo los años previos anteriores en un proceso de transición hasta llegar a la máxima competición del fútbol teutón.

La cabeza visible de este proyecto es Ralf Rangnick, un hombre con una envidiable trayectoria en el fútbol germano, fichado en 2012 por la multimillonaria empresa austriaca. Fue en verano de 2012 cuando Rangnick, que venía de entrenar al Schalke 04, llegaba al cuartel general del Red Bull Leipzig para convertirse en su Director Deportivo. Por entonces, el RB Leipzig acababa de ascender a la 3.Liga, tras proclamarse campeón de la Regionalliga Nordost (4ª división).

Una de las decisiones más difíciles del pasado verano en el club germano fue decidir a quién se le daría la manija del equipo. El casting fue largo; pero a pesar de las posibilidades económicas, el club optó por un nombre alejado de la élite: Ralph Hasenhüttl. La reciente trayectoria del técnico austriaco encajaba en la idea del Leipzig. Sólo un año antes, Hasenhüttl había ascendido al Ingolstadt, con el que acabaría amarrando la permanencia en la 1.Bundesliga. 

Con Hasenhüttl al mando de Die roten Bullen, llegaba la hora de confeccionar el equipo para el debut en la máxima competición del fútbol alemán. La misión no se acercaba ni remotamente a la previa experiencia en Ingolstadt. Con el Leipzig, el talonario dispuesto para el nuevo técnico ha sido una de las envidias del resto de la liga, temerosa ante el poderío económico de un club que apenas tiene siete años de vida.

En total, la cifra de 50 millones ha sido la empleada para reformar un equipo que venía de ser subcampeón en la 2.Bundesliga. Nombres destacados como Timo Werner (Stuttgart – 10 millones de euros), Naby Keïta (Red Bull Salzbugo – 15 millones de euros) u Oliver Burke (Nottingham Forest – 15 millones de euros), responden a un mismo perfil: jugadores jóvenes, frescos, aún por explotar. Una mezcla que ha resultado en una plantilla plagada de un potencial enorme que ya comienza a desprenderse en este inicio de campaña.

A pesar del tropiezo en Dresden con la eliminación en la DFB-Pokal, el equipo no cedió en su ilusionante debut. Todo lo contrario, Hasenhüttl ha impedido que se hundiese la moral de sus jóvenes chicos, enfocando la mirada en la única competición del club a estas alturas: la Bundesliga.

El inicio del Leipzig en la Bundesliga ha sido tan bueno que se ha convertido con tan solo diez jornadas en el equipo revelación de Alemania. A pesar de la inexperiencia de su plantilla -entre sus 25 integrantes suman apenas 547 partidos de Bundesliga-, este Leipzig promete acción en cada uno de sus partidos. Un fútbol dinámico y entretenido ha sido lo que hemos visto hasta la fecha de un equipo que sueña con disputarle el título de liga a un Bayern Múnich algo más dubitativo que en años anteriores.

Actualmente el equipo de Hassenhütl está empatado a 24 puntos con el vigente campeón de la Bundesliga y no conoce la derrota (7 victorias y 3 empates). A pesar de ser el equipo más odiado de Alemania -al romper con los esquemas de un fútbol fuertemente marcado por la tradición-, este RB Leipzig marcha con paso firme y se postula a dar de qué hablar durante una temporada en la que no parece tener techo.

Acerca de Netchaos

El autor no ha proporcionado ninguna información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *