Champions League, NotiBoom

La mordida de los lobos en Europa…

  Desastre, fracaso, hecatombe,…cualquiera de estas palabras sirven para definir lo que le pasó al Real Madrid en Alemania ante el Wolfsburgo. El equipo blanco no fue ni de lejos […]

lobo cansado

 

Desastre, fracaso, hecatombe,…cualquiera de estas palabras sirven para definir lo que le pasó al Real Madrid en Alemania ante el Wolfsburgo. El equipo blanco no fue ni de lejos el que ganó en el Camp Nou. No fue un equipo solidario defendiendo, bien cerrado atrás y sin dejar huecos. A eso hay que sumarle que arriba, su pegada decidió no viajar a Alemania y quedarse en Barcelona. Aunque lo peor que hizo el equipo blanco en Wolfsburgo es no saber a lo que juega el conjunto germano. Todos sabían y los jugadores y técnicos también, que la especialidad del octavo de la Bundesliga es salir a la contra. Pues sólo con eso, llevó de cabeza a los de Zidane que en ningún momento supo frenar las contras locales siempre llevadas magistralmente por Draxler.

Si en el Camp Nou todos alabaron a Zidane por su planteamiento, en Alemania mostró que o bien no preparó bien el partido o que sus hombres no le hicieron caso. O peor aún, que decidió poner a Danilo por Carvajal y curiosamente o no, por ahí llegó el gran peligro alemán.

El resultado final deja al Wolfsburgo bien posicionado para estar en semifinales y al Madrid, apelar a la épica de la remontada el próximo martes en el Bernabéu. Un panorama que ni el más optimista de los seguidores del Wolfsburgo se hubiese imaginado. Menos con el inicio del partido con el Madrid mandando e incluso marcando, pero el gol de Cristiano fue anulado por fuera de juego. Parecía que se iba a cumplir el guión de un partido fácil para los blancos, pero en cuanto Draxler descubrió el agujero de Danilo, todo comenzó a cambiar. Y más lo hizo en el minuto 18 cuando Ricardo Rodríguez transformó el 1-0 de penalti por una acción de Casemiro sobre Schürrle un tanto discutido, pero que el árbitro lo vio claro. Lo imposible comenzaba a hacerse realidad y se convirtió en el minuto 25 con el 2-0 de Arnold tras una gran jugada del Wolfsburgo.

El Real Madrid estaba completamente desarbolado y sólo creaban algo de peligro Bale y un lesionado Benzema que tuvo que ser sustituido por Jesé. Poco , muy poco como para poder marcar. Se llegó al descanso con ese 2-0 y una nueva ocasión local. La segunda mitad fue un quiero y no puedo del Real Madrid que comenzó más enchufado, con más ganas, pero no era su noche porque ocasiones reales apenas creaba cayendo siempre en la tela de araña defensiva de un Wolfsburgo que a la que podía, salía a la contra.

El dominio blanco era totalmente inútil porque no llegaba el ansiado y esperanzador gol que le permitiese afrontar la vuelta con más argumentos para pasar a semifinales. Zidane lo probó con Isco y James, pero ni por esas, el Madrid marcó ese tanto. No sólo eso, si no que fue de nuevo el equipo alemán el que estuvo más cerca de volver a marcar, pero en la segunda parte, no acertaron a batir a Keylor Navas. El partido acabó con el 2-0 que se celebró por todo lo alto en Wolfsburgo y no era para menos. Los germanos habían dado la campanada ante un Real Madrid con cara de funeral y al que el efecto Clásico le ha durado apenas tres días

 

 

Acerca de Deutscher Meister

Presidente del FansClub y Administrador del Sitio la Primera Peña Oficial del FC Bayern en Cuba: Baviera's Red Giant. Escritor de crónicas, creador de torneos y concursos, editor de fotografía, programador y casi Doctor en Medicina. Todo trabajo es poco para que crezca esta Comunidad de Hermanos amantes del fútbol alemán. MIA SAN MIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *