NotiBoom

El Rival Imposible: Nueva Victoria del Gladbach sobre el Bayern

El Borussia Mönchengladbach se ha vuelto un rival imposible para el FC Bayern. Dirigidos aún por Lucien Favré le arrebataron 4 puntos tras un empate a cero en el Borussia […]

El Borussia Mönchengladbach se ha vuelto un rival imposible para el FC Bayern. Dirigidos aún por Lucien Favré le arrebataron 4 puntos tras un empate a cero en el Borussia Park y luego con doblete de Raffael el 2-0 en el Allianz.
Está temporada luego del desastroso comienzo han tenido un despuntar magnífico de la mano del otrora técnico de las divisiones inferiores de los potros, el hombre del efecto “Fénix” André Schubert. Llegaban al duelo con el FC Bayern con la intención de afianzarse en los puestos de competición europea y de paso intentar derribar el invicto de ya 14 jornadas del Gigante de Baviera.
Pitido inicial y los potros demostraban sus intenciones, Neuer tuvo que atajar un disparo a ras de suelo de Raffael en apenas el 2’ minuto de partido. La respuesta del Bayern no se hacía esperar y un remate de cabeza de Javi Martínez se iba rozando el larguero tras el primer cornet del encuentro. Los pases en profundidad se sucedían por ambos equipos aunque varias de estas acciones fueron detenidas por fuera de juego. Rafinha, Xavi Alonso, Müller y Lewandowski intentaban anotar, pero, sin suerte. El juego emocionante, parecía mejor el Bayern, muchísima acción… y solo habían transcurrido 20 minutos. Coman se unía al bombardeo bávaro y a Benatia le detenían un cabezazo a quemarropa en el minuto 24’. El Bayern seguía intentándolo, y fallaba una y otra vez. Remates de media distancia, de cabeza, no encontraban el cerrojo de la puerta de los potros, y su ventaja en juego no se traducía en goles. Coman lo intentaría dos veces antes de que Lars Stindl tuviera sus primeras chances de cara a Neuer. El Gladbach replicaba a la contra buscando el gol que favoreciera su juego de tres toques. Sobre la media hora el choque había tomado un ritmo vertiginoso pero las mejores opciones eran ahora de los potros. Llegaba el 45’ y el remate desviado de Mahmoud Dahou daba por terminada la primera parte, con empate parcial y un suspense por el resultado de un partido que parecía abierto.
Llegaba la segunda parte y con ella nuevas acciones. El remate de Vidal se iba demasiado alto, en lo que sería la antesala del calvario del Bayern y el recordatorio de que en el fútbol no se pueden perdonar tantas ocasiones de gol porque casi siempre terminas pagándolas.
Oscar Wendt remataba desde la izquierda un excelente pase de Raffael y ponía la ventaja para los de Gladbach, transcurría el minuto 54’. Poco tiempo después Mahmoud Dahou desaprovechaba por milímetros otra gran oportunidad y comenzaba a respirarse poco a poco lo que después sucedería. Una falta desde el borde del área facilitaría un nuevo gol en el minuto 66’, esta vez el verdugo era Lars Stindl que aprovechaba el pase de cabeza de Nico Eveldi. El mediocentro del Bayern zozobraba ante el galope de los potros y Guardiola envió a Rode por Xavi Alonso, pero lo peor estaba por suceder y luego de perderse los de Pep un nuevo cornet recibían el tiro de gracia de parte de Fabian Johnson apenas dos minutos más tarde.
El mánager catalán sustituía a Lewandowski en el minuto 75’ para lo que sería la única noticia buena del día, el regreso de Fanck Ribéry después de su prolongada ausencia de las canchas.
El Bayern herido de muerte siguió intentándolo, provocó nuevas acciones de gol, incluidos varios tiros de esquina pero el balón se negaba a perforar la meta de Sommer, hasta el minuto 81’ cuando el recién ingresado extremo fránces marcaba la cifra definitiva del partido. El gigante alemán, nunca dejó de buscar el empate pero el cierre del partido llegó y con él, la primera derrota en Bundes, que combinada con la victoria del BVB Dortmund disminuyó a 5 puntos la diferencia entre los líderes.
Los de Schubert por su parte aprovecharon el descalabro del Wolfsburgo y se cuelan en el tercer puesto de la clasificación toda una hazaña, tras el mal inicio de campaña.

Desde mi modesto criterio y sin justificar a Pep, argumento que es extremadamente difícil vencer en cada partido en el fútbol profesional, el Bayern cayo es cierto, pero con las botas puestas y fallando muchísimos remates en la primera mitad que pudieron ser determinantes. La ventaja en la cima aún es cómoda, la enfermería tiene a varios jugadores de primer nivel (Alaba, Robben, Götze y Thiago) y no creo que sea una crisis ni mucho menos. Hay que saber vencer, pero también hay que saber perder, y sobretodo aprender de las derrotas y no creerse invencibles, aunque luchando siempre y sin tregua por la victoria, recuerden que “ningún equipo es tan bueno como cuando gana, ni tan malo como cuando pierde”, solo que al parecer el Gladbach es un rival imposible…

Acerca de Deutscher Meister

Presidente del FansClub y Administrador del Sitio la Primera Peña Oficial del FC Bayern en Cuba: Baviera's Red Giant. Escritor de crónicas, creador de torneos y concursos, editor de fotografía, programador y casi Doctor en Medicina. Todo trabajo es poco para que crezca esta Comunidad de Hermanos amantes del fútbol alemán. MIA SAN MIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *